Nuestros productos

Bonito del Norte

Desde mediados del siglo XX el Bonito del Norte en conserva ha ido adquiriendo más relevancia y valoración en la industria pesquera y es por ello que se considera el mejor de la familia de los túnidos tanto en España como en mercados internacionales.

En nuestra conservera tratamos este tesoro como se merece y lo trabajamos de manera absolutamente artesanal para conservar todas y cada una de sus propiedades y calidades. Tras cocerlo y pelarlo lo cortamos en lomos para posteriormente envasarlo, esterilizarlo y etiquetarlo aportando todo nuestro cariño y sabiduría en ello.

Mejillones en Escabeche

El Mejillón en Escabeche es una de las conservas de marisco más tradicionales, ya que en el pasado se utilizaba esta técnica para su conservación.  Ricos en proteínas de buena calidad, los mejores ejemplares de estos moluscos se recolectan de septiembre a noviembre coincidiendo con la época de mayor producción.

En el Viejo Pescador disponemos de  dos variedades de este producto;  uno de ellos presentado en lata estuchada y bañados por el escabeche tradicional y el otro  presentado en tarro de cristal acompañado por el escabeche artesano de nuestra conservera, que con su toque picante hace potenciar aún más todas sus apasionantes y destacadas cualidades.

Anchoas

Las Anchoas en Aceite de Oliva son otro de los productos que “El Viejo Pescador” trabaja desde sus inicios. Es elaborada, madurada en salazón y envasada de forma artesanal  en el momento adecuado para garantizar un resultado excepcional. Se trata de una anchoa firme y jugosa, su tonalidad y sobre todo sus  aromas e intenso sabor demuestran que estamos ante un producto de alta calidad.

Paladear esta semiconserva de pescado curado en sal  con alto contenido de proteínas de valor biológico es un gusto para los sentidos, transportándonos a un universo marítimo lleno de nuevos tonos de sabor y envoltura propia del Mar Cantábrico.

Sardinillas en Aceite de Oliva

Las Sardinillas en Aceite de Oliva  las presentamos en envase tradicional de lata estuchada y tras una estricta selección, garantizamos un sabor tradicional y al mismo tiempo vanguardista. Un producto de siempre, con  grandes propiedades y beneficios nutricionales, actualizado con las técnicas artesanas de nuestro maestro conservero. Estos ejemplares jóvenes de la sardina son exigentes y presentan un intenso trabajo de elaboración desde su llegada a fábrica.

Son tratadas con especial mimo y cuidado para que ningún ejemplar sufra roturas y se estropee su delicada presencia y su característico aspecto plateado. Posteriormente, y tras pasar su proceso de selección, limpieza y descabezado, pasan a ser tostadas al vapor para ser empacadas finalmente  a mano una a una.

En “El Viejo Pescador” consideramos la Sardinilla en Aceite la gran protagonista de nuestra conservera y nos sentimos muy unidos a ella, ya que nos ha acompañado desde nuestros inicios y hemos ido evolucionando juntos hasta el día de hoy.